SEO Factoria | 27 de marzo de 2019 |

Gonartrosis o artrosis de rodilla: cómo estabilizar y aliviar el dolor

La gonartrosis o artrosis de rodilla es una patología degenerativa y crónica que, como su propio nombre indica, afecta a la articulación de la rodilla.

A pesar de que pueden sufrirla las personas jóvenes, lo más habitual es que sean los mayores de 50 años los que padezcan esta enfermedad que se caracteriza por el deterioro paulatino del cartílago y por el dolor y rigidez en la rodilla al caminar, estar de pie o subir y bajar escaleras.

Pero éste, aunque el más común, no es el único síntoma que presenta la gonartrosis. La inflamación de la articulación, su deformidad progresiva o la pérdida de funcionalidad son otras de las formas en que la artrosis de rodilla puede mostrarse.

¿Cómo se origina?

En la aparición de la gonartrosis, como en otros tipos de artrosis, no existe un único factor. Expertos en la materia como la Fundación Española de Reumatología, apuntan a la genética y a factores ambientales como la edad, el sobrepeso, el tipo de profesión o una actividad deportiva excesiva entre las causas de esta enfermedad.

También, a lesiones traumáticas y por sobreuso en menisco, ligamentos o el hueso articular. Y es que este tipo de procesos pueden provocar el desgaste de la articulación y originar la aparición de esta patología.

¿Cómo tratarla?

La artrosis de rodilla no tiene cura, pero sí que existen tratamientos que pueden retrasar su evolución y paliar sus síntomas..

Aunque en este artículo hacemos mención a los más habituales, es recomendable acudir a un especialista para que valore el estado de la rodilla y, en base al diagnóstico, determine los pasos a seguir.

  • Consumo de analgésicos y antiinflamatorios. Este tipo de fármacos tienen como objetivo disminuir el dolor y la hinchazón que muchos de los pacientes de artrosis de rodilla sufren. Como hemos comentado, su uso debe limitarse a prescripción médica.
  • Termoterapia y crioterapia. Al igual que los antiinflamatorios, los tratamientos de frío y calor tienen como objetivo facilitar el día a día de las personas con gonartrosis. Además de disminuir la inflamación, reducen el dolor y los espasmos musculares.

Las ortesis tienen como objetivo estabilizar la rodilla y paliar el dolor por la gonartrosis

  • Ejercicios para mejorar la funcionalidad y el tono muscular. Aunque correr es una actividad contraproducente para aquellas personas que padecen artrosis de rodilla, existen otras como nadar, caminar o ir en bicicleta que son beneficiosas para el paciente de gornartrosis. Ayudan a reducir el dolor, a mejorar la funcionalidad y a perder peso, una de las causas que origina el desgaste articular y que puede desencadenar y/o empeorar esta patología.
    Sería conveniente, además, consultar a un fisioterapeuta y que éste diseñe una tabla de ejercicios adaptada a nuestro caso y que tenga como objetivo mantener la fuerza y tono muscular.
  • Uso de ortesis de rodilla. Como los ejercicios para mejorar la funcionalidad, las ortesis de rodilla tienen como objetivo estabilizar esta articulación, paliar el dolor ocasionado por esta patología y mejorar la marcha.
    En Teyder disponemos de ortesis especialmente pensadas para las personas con artrosis de rodilla. Éste es el caso de las rodilleras 235RD, 525RD y 873RD. Elaboradas en tejido de punto tridimensional, en neopreno microperforado y en lana de angora respectivamente, están diseñadas para dar soporte, compresión y estabilización a la articulación.

artrosis de rodilla

¿Cómo prevenirla o retrasar su aparición?

La artrosis de rodilla es una patología muy unida a la edad y a la genética, pero también al sedentarismo. Realizar ejercicio de forma periódica y moderada no sólo es básico para evitar la obesidad y por tanto el exceso de presión sobre la articulación y su desgaste; también lo es para mantener la fuerza y tono muscular.

De la misma forma, factores como la alimentación jugarán un papel importante en este proceso. Comer de forma saludable e incluir en la dieta alimentos antiinflamatorios puede ser de utilidad para prevenir esta enfermedad.

En Teyder estamos especializados en ortesis de rodilla. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 28 de noviembre de 2018 |

El ejercicio moderado y el uso de ortesis paliarán los síntomas de las patologías reumáticas

Artritis reumatoide, artritis psoriásica, artrosis, osteoporosis, vasculitis, polimialgía reumática, espondilitis… Son muchas las patologías reumáticas que existen. Casi tantas como variantes de estas enfermedades hay. Y aunque, cada una de ellas tiene unas características propias y un diagnóstico diferente, lo cierto es que muchas de ellas presentan síntomas comunes.

La Fundación Española de Reumatología habla del dolor en las articulaciones e, incluso en los músculos o tendones, como uno de los más habituales. También, de pinchazos, pesadez o rigidez localizados en hombros, cuello, piernas, región lumbar o cualquier otra región del cuerpo relacionada con el aparato locomotor.

ejercicio físico

Otro de los síntomas que suelen presentar las personas que sufren alguna de las más de 200 patologías reumáticas que existen suele ser la inflamación o tumefacción de las articulaciones. Dolencias que afectan a su día a día y que, en muchos casos, limitan acciones tan normales como caminar, realizar actividades manuales, agacharse a recoger algún objeto del suelo o incorporarse.

Ésta es la sintomatología común de las patologías reumáticas, pero ¿qué hay del tratamiento? ¿Existe algún que alivie el dolor al que se ven expuestas las personas que lo padecen?

Aunque cada patología reumática es diferente, sí que existen hábitos que podemos incorporar a la rutina diaria y reducir los síntomas de estas enfermedades. Os los explicamos.

Lo que comes, igual que tus hábitos diarios, es clave para tu salud

Actividad física

El ejercicio no sólo protege a la articulación y fortalece los músculos. También, revierte el riesgo de enfermedad cardiovascular al que se exponen las personas sedentarias y con obesidad.

Por eso, es tan importante realizar actividad física diaria de forma moderada. Actividades como la natación, el ciclismo o caminar nos pueden ayudar a prevenir o empeorar los síntomas de las patologías reumáticas.

Alimentación

Hace miles de años, Hipócrates dijo: “Que la alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Y parece que, el tiempo y la ciencia, le han dado la razón. Lo que comes, igual que tus hábitos diarios, es clave para tu salud.

Y es que hay alimentos que promueven la inflamación y otros que son antiinflamatorios y nos ayudan a mejorar los síntomas de las patologías reumáticas. Este es el caso del pescado azul, los frutos secos, las verduras y las frutas. Ingredientes claves en la dieta de las personas con Artritis reumatoide, artrosis u osteoporosis y de aquellas que quieran evitar enfermedades cardiovasculares y otras como el cáncer o la diabetes.

Ni alcohol ni tabaco

Hay hábitos que nos ayudan a aliviar los síntomas de las patologías reumáticas y otros que los empeoran. Éste es el caso del tabaco y el alcohol. Si queremos evitar que nuestras articulaciones se resientan, eliminémoslos de nuestro día a día.

 

El tratamiento con frío y calor ayuda a aliviar las molestias causadas por  patologías reumáticas como la artritis o la artrosis

Tratamiento con frío / calor

El tratamiento con frío y calor, especialmente con este último, puede aliviar las molestias que se extraen de patologías reumáticas como la artritis o la artrosis.

En Teyder disponemos de una gama de ortesis especialmente pensadas para paliar el malestar ocasionado por este tipo de enfermedades y por otras típicas de la tercera edad mediante variaciones en la temperatura. Éste es el caso de la gama Angora Thermik y de la Neothermik.

patalogias reumaticas

La primera, fabricada en hilatura de lana de angora y de gran elasticidad, aporta calor y comprensión a la zona afectada. Dos efectos que ayudan a calmar el dolor en las articulaciones y a seguir con su día a día.

La segunda, confeccionada en policloropreno, tiene como objetivo aumentar la temperatura corporal y facilitar, así, la circulación sanguínea y una mejora en el dolor. Básicos si queremos frenar los síntomas que acompañan a las patologías reumáticas.

En Teyder estamos especializados ortesis para el tratamiento de las patologías reumáticas. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 6 de septiembre de 2018 |

El 65% de las personas mayores de 65 años padecen artrosis de pulgar

Para escribir en el móvil, para abrir un frasco, para girar la manilla de una puerta, para coger una bolsa… Aunque no nos demos cuenta, utilizamos el pulgar para infinidad de actividades y lo hacemos diariamente. Por eso cuando, con el paso de los años, esta articulación se desgasta y desencadena en una artrosis de pulgar o rizartrosis, resulta tan evidente y tan molesta. 

Nos cuesta exprimir una naranja, cargar una maleta o realizar tareas, en principio, tan inofensivas como enviar un mensaje con el móvil. Pero… ¿por qué surge esta enfermedad y, lo más importante, en qué consiste exactamente? Os lo contamos.

Qué es la artrosis de pulgar

Como su nombre indica, es una patología degenerativa de la articulación trapeciometacarpiana (TMC) que une el dedo pulgar a la muñeca.

A pesar de que puede afectar tanto a hombres como a mujeres, es el género femenino el que suele padecer esta enfermedad con más frecuencia. De hecho, son las mujeres de 50 años las que tienen mayor probabilidad de sufrir rizartrosis y convertirse en el 65% de las personas mayores de 65 años que la desarrolla en nuestro país.

Qué causas la originan

Aunque esta patología degenerativa puede surgir como consecuencia de esguinces o fracturas anteriores, lo cierto es que la artrosis de pulgar está relacionada con la realización de actividades manuales repetitivas y abusivas y a profesiones como odontología, música, limpieza, peluquería, hostelería o albañilería.

Y es que con la edad, y tras años dedicados a tareas como peinar, tocar la guitarra o el piano, extraer muelas, planchar, limpiar o, incluso, escribir al móvil, el cartílago se desgasta dando lugar a esta patología.

 

Síntomas de la artrosis de pulgar

El primer síntoma –y también, el más frecuente- de que sufrimos esta lesión es sentir un dolor intenso en la base del pulgar. Lo podemos notar cuando cogemos o apretamos un objeto y puede ir acompañado de inflamación o de rigidez de la zona e, incluso, de cierta debilidad.

También, de un aumento de la articulación o deformidad en la zona.

Cuál es su tratamiento

A diferencia de otras enfermedades, la artrosis de pulgar no tiene cura. Lo que sí existen son tratamientos que tienen como objetivo mitigar el dolor, mejorar la calidad de vida de la persona que la padece y evitar, en la medida de lo posible, recurrir a la cirugía.

muñequera artrosis teyder

  • Uso de férulas y ortesis de pulgar: tienen como objetivo dar reposo a la articulación así como paliar el dolor. En Teyder disponemos de ortesis como la Muñequera con férula de pulgar 725 mn especialmente diseñadas para tratar patologías como ésta.
  • Uso de fármacos: su finalidad es bajar la inflamación y el dolor. Suelen complementarse con el uso de ortesis y, en algunos casos, con la realización de ejercicios que buscan potenciar la musculatura.
  • Ejercicios de estiramiento, flexión y extensión del pulgar: ayudan a fortalecer la musculatura y a mejorar la movilidad.

 

 

En Teyder estamos especializados en ortesis para tratar patologías como la artrosis de pulgar ¿Necesitas una? Contacta con nosotros y te ayudaremos