SEO Factoria | 21 de abril de 2021 |

Mantén una buena higiene postural con los correctores de espalda de Teyder

Una lesión, una enfermedad, un mal hábito o el uso de mobiliario poco ergonómico pueden modificar nuestra postura y provocar rigidez o malestar de espalda, hombros y cuello. Si la mala higiene postural es puntual, el dolor se puede atajar. El problema viene cuando se prolonga en el tiempo y daña tanto nuestra posición como nuestra funcionalidad. Entonces, el malestar se convierte en crónico y el uso de correctores de espalda se convierte en una necesidad.

Y es que estas ortesis están especialmente diseñadas para mantener una posición correcta de la espalda, respetando su curvatura natural. Para conseguirlo, los correctores de espalda hacen uso de un sistema de tracción que fuerza el retroceso de hombros y obliga al usuario a conservar una postura adecuada.

Además, su uso continuado mejora la memoria corporal y, a la larga, fortalece los músculos necesarios para mantener una buena higiene postural sin necesidad de recurrir a este soporte.

¿Para quiénes están indicados?

Aunque está demostrado que el uso de correctores de espalda mejora la higiene postural y la calidad de vida de sus usuarios, antes de utilizarlos es conveniente consultar a un especialista. Son ellos los que pueden valorar la necesidad real de este soporte y decidir tanto el tipo de ortesis a utilizar como el tiempo que deberá llevarse. También, el tratamiento a seguir.

No podemos olvidar que es necesario acompañar el uso de estos soportes con ejercicios enfocados al fortalecimiento y activación de la espalda.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, los correctores de espalda están indicados para:

  • Niños en edad de crecimiento y con una alteración debida a una mala higiene postural y no a una desviación en la espalda. En caso de que sufriesen escoliosis, lordosis o cifosis, el tratamiento sería distinto. 
  • Adultos que ya hayan desarrollado su musculatura y que presenten una posición inadecuada debida a hábitos incorrectos y no a deformidades en la columna. 
  • Deportistas que quieren mantener tanto una buena postura como una propiocepción del cuerpo durante los entrenamientos. 

Los correctores de espalda están  están especialmente diseñados para mantener una posición adecuada de la columna

¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprarlos?

  • Tamaño: a pesar de que los correctores de espalda cuentan con velcro para garantizar un ajuste correcto, es necesario escogerlos en la talla adecuada. Solo así cumplirá su función.
  • Materiales: deben estar elaborados en un tejido suave y transpirable para que puedan ser utilizado en cualquier estación y evitar irritaciones.

Los correctores de espalda de Teyder están fabricados en materiales transpirables, elásticos, suaves y en distintas tallas para garantizar la higiene postural de aquellos que lo usan. Este es el caso del soporte 721 CH. Una ortesis especialmente pensada para rectificar la postura y reducir el dolor de espalda que conlleva una mala higiene postural.

En Teyder estamos especializados en ortesis y correctores de espalda. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te asesoraremos

SEO Factoria | 7 de septiembre de 2017 |

Desde la manera en que cargamos peso hasta la manera de caminar afectan directamente a la espalda

Gran parte de la sociedad sufre o ha sufrido en alguna ocasión dolores de espalda. Incluso hay casos en que estos se vuelven crónicos, y la persona los padece a diario. Mucha gente se pregunta a qué se deben y cómo pueden aliviar dolores de espalda.

Pues bien, las dolencias de espalda pueden ser consecuencia de diversos factores. Y también hay diferentes maneras de aliviarlas. A continuación te explicamos de dónde pueden surgir y qué hacer para aliviar dolores de espalda.

¿Por qué tengo dolores de espalda?

Como hemos comentado, existen diversos factores que hace padecer estas dolencias. Te enumeramos los más comunes.

  • Malas posturas. La manera como nos sentamos o como dormimos generalmente no es la más adecuada. Tendemos a hacerlo con posturas que son perjudiciales para nuestro cuerpo, dando como resultado dolores de espalda que pueden llegar a ser crónicos.
  • La manera de caminar. Igual que sentados o durmiendo, hay mucha gente que adquiere una mala postura al caminar. Desde la manera de pisar hasta la postura de hombros y cabeza -es aconsejable mantener la mirada recta y evitar mirar hacia abajo- o cómo caminemos repercutirá en nuestra espalda.
  • Cargar peso. Una de las causas más comunes de dolor de espalda es cargar peso y hacerlo de forma inadecuada. Desde la manera en que lo cojamos hasta nuestra respiración pueden afectar de manera negativa a nuestra espalda. Este punto es especialmente importante para aquellas personas cuyo trabajo sea cargar peso.
  • Una vida sedentaria. Prácticamente el 80% de la población occidental tiene una vida sedentaria. Sea por el trabajo o por el estilo de vida, casi toda la población vive su día a día sentada en una silla. La falta de ejercicio físico y pasar tantas horas sentados -en la mayoría de los casos en malas posturas- hace que suframos dolores de espalda severos.

El uso de fajas o espalderas ayuda a corregir las malas posturas y aliviar los dolores de espalda

¿Cómo aliviar dolores de espalda?

Siguiendo los puntos anteriormente explicados, detallaremos algunas técnicas para aliviar dolores de espalda e intentar evitar que se conviertan en dolencias crónicas.

aliviar dolores de espalda

  • Estiramientos de espalda. Una de las técnicas más efectivas es realizar estiramientos de espalda. Puedes hacerlos por la mañana, por la noche o ambas. Consulta con tu especialista qué estiramientos de espalda son más convenientes respecto a los dolores que padeces y con qué  regularidad debes practicarlos.
  • Reeducación postural. Como hemos explicado, la mayoría de personas se sientan o duermen con posturas poco adecuadas. Por ello, existen clínicas y centros de reeducación postural que te ayudarán a adoptar la posturas más efectivas para evitar dolores de espalda.
  • Control de la respiración. Andrew Weil, director de Medicina Integral de la universidad de Arizona, determinó que la manera cómo respiramos también puede afectar a nuestra espalda. Ha creado la técnica 4-7-8 para aliviar dolores de espalda. Consiste en colocarse estirado en el suelo con la espalda recta e inhalar aire durante 4 segundos, aguantar la respiración durante 7 y expulsarlo durante 8. Consulta con tu especialista si esta técnica puede ser beneficiosa para tus aliviar tus dolores de espalda.
  • Cambio de calzado. El calzado afecta directamente a nuestra espalda. Lo más aconsejable es evitar suelas completamente planas y variar el calzado. Consulta a tu médico qué zapatos necesitas para aliviar tus dolores de espalda.
  • Uso de ortesis técnicas. El uso de fajas o espalderas ayuda a corregir las malas posturas y aliviar los dolores de espalda. Revisa las ortesis de tronco Teyder y consulta con tu especialista cuál de ellas será más efectiva para calmar dolores de espalda y mejorar tu día a día.

En Teyder diseñamos y fabricamos ortesis técnicas para aliviar dolores de espalda y mejorar el día a día de quienes los sufren

 

SEO Factoria | 24 de abril de 2017 |

La conducción, sea de trayectos cortos o largos, puede provocar dolor de espalda en los conductores

Cuando conducimos, sobre todo durante un trayecto de larga duración, es común que sintamos dolor de espalda, en especial en la parte baja. Pueden aparecen los síntomas del conocido dolor de lumbago -o lumbalgia- o, incluso, molestias en la columna vertebral. A continuación explicaremos los motivos, los síntomas y las soluciones al dolor de espalda de los conductores.

Como explicamos en un post anterior son diferentes los motivos por los que podemos sentir dolor de espalda. Algunas de las causas que explicamos en él y que enumeramos a continuación son las culpables del dolor de espalda mientras conducimos:

 

Parar cada media hora o cada hora ayuda a evitar o disminuir el dolor de espalda de los conductores

 

Estrés

El simple hecho de salir a la carretera con el coche nos pone en peligro y somos conscientes de ello. No estamos solos en la carretera y no conocemos las capacidades de los demás conductores. Esto nos crea una situación de tensión que se aloja, principalmente, en la parte baja de la espalda.

Estar en constante tensión y estrés carga los músculos de esta zona, generando dolor durante y después de la conducción. Para evitar este estrés en la medida de lo posible, conduce de manera prudente, sal siempre con tiempo -si vas con prisas crearás más tensión- y pon en práctica las técnicas necesarias para relajarte.

 

Permanecer inmóvil o sentado durante mucho rato

Estas son otras de las causas que originan la aparición de dolor en la espalda de los conductores. En trayectos cortos esto no supondrá un problema siempre que te sientes de manera adecuada. Una buena higiene postural será clave para evitar los dolores de espalda, tanto en la parte baja como en la columna.

Adaptar el asiento y acercar el volante a la medida adecuada te ayudarán a mantener una postura óptima que evite -o disminuya- la aparición de dolores de espalda durante la conducción.

 

Malas posturas

A parte de cómo te sientas, hay muchos hábitos que generan malas posturas en los conductores. Un ejemplo claro es fumar mientras se conduce. Aunque la ley lo prohíbe por ser una práctica insegura, son muchos los conductores que deciden fumar conduciendo.

Los gestos como buscar el paquete de tabaco o usar el cenicero durante la conducción provocan la aparición de dolores en la espalda -sobre todo en la columna- debido a las malas posturas que adquiere el cuerpo.

En este caso lo mejor es que no fumes mientras conduzcas para prevenir y evitar los dolores de espalda debidos a malas posturas.

 

La vibración del motor

La vibración del motor se nota en el asiento del coche. Este vibración afecta directamente a la columna, provocando dolores de espalda intensos durante o después de la conducción.

Lo mejor en este caso es que el asiento tenga una buena amortiguación para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de este tipo de dolores.

Todas estas causas crean dolores y molestias tanto en la parte baja de la espalda como en la columna vertebral y el cuello. Estos dolores no nos permiten estar suficientemente concentrados como para no poner nuestras vidas -y la de los demás- en riesgo.

Lo más recomendable -a parte de las técnicas explicadas anteriormente- es mantener una buena higiene postural mientras conduces, hacer paradas cada media hora o cada hora y hacer estiramientos musculares durante las paradas para relajar los músculos -tanto de espalda como de piernas, brazos y cuello-.

 

En Teyder queremos que disfrutes de una conducción tranquila, sin dolores ni estrés. Conoce nuestros productos para aliviar las molestias del dolor de lumbalgia y demás dolores de espalda. Consulta con tu especialista y encuentra la ortesis que mejor se adapte  a ti.