SEO Factoria | 12 de agosto de 2019 |

La falta de preparación, detrás del 25% de las lesiones en deportes de verano

Hay personas que, cuando llegan los meses de julio y agosto, aparcan los entrenamientos y se dan un tiempo para descansar. Otras que, por el contrario, aprovechan la temporada estival para ponerse en forma o para practicar su deporte preferido. Decantarse por esta segunda opción es perfecto. De hecho, realizar actividad física siempre lo es. Sin embargo, lo que nunca debemos olvidar es que, independientemente de la estación, debemos proteger nuestras articulaciones. Solo así evitaremos que un esguince o fractura eche a perder nuestras vacaciones. Y es que, aunque resulte extraño, las lesiones en deportes de verano son mucho más frecuentes de lo que parece.

¿La razón? Muchos de los que se lanzan al mar a nadar o con una tabla de surf o de los que juegan al vóley o al fútbol en la playa, no disponen de la preparación física necesaria para practicar estas disciplinas. Así lo indica un estudio elaborado por la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (SETRADE) y que señala que el 25% de las lesiones que se registran en esta época se deben a esta razón.

Cómo prevenir lesiones en deportes de verano

1. Prepararnos físicamente

Para prevenir esguinces, roturas u otro tipo de percances, además de disponer de nociones del deporte a practicar, es necesario ir poco a poco. No podemos pasar de una vida sedentaria a una totalmente activa sin que esto repercuta en nuestra salud física y lo haga de forma negativa. Por eso, es recomendable realizar sesiones de entrenamiento de corta duración e intensidad e ir aumentando su dificultad conforme vayamos cogiendo tono.

2. Calentar y estirar

Otro aspecto que debemos tener en cuenta si queremos sortear las lesiones en deportes de verano, es que necesitamos calentar y estirar antes de cada sesión. Igual que lo haríamos en el gimnasio antes de un entrenamiento. Tan solo dedicando 5 o 10 minutos a cada acción lograremos:

  • Preparar el músculo y restablecer la movilidad de las articulaciones antes de la práctica deportiva.
  • Reducir la tensión a la que han estado sometidos los músculos y las articulaciones durante el ejercicio.

La preparación física es clave para evitar lesiones en deportes de verano 

3. Utilizar ortesis deportivas

Las tobilleras, las rodilleras, las muñequeras o las coderas deportivas como las de la línea Sport One o Neothermik de Teyder, no solo tienen como objetivo ayudar a recuperarnos de lesiones en deportes de verano, también a prevenirlas y evitar recaídas. Sobre todo, en disciplinas de alta impacto como el vóley playa. Son de gran utilidad para:

  • Mejorar nuestro rendimiento.
  • Reducir la sensación de fatiga.
  • Sobreponernos de un duro entrenamiento.

Lesiones en deportes de verano más frecuentes

1. Natación

El deporte por excelencia del verano y uno de los que más quebraduras de cabeza trae. Y no es un decir. Son muchos los nadadores que se lanzan al agua desde trampolines y calas y que, por desconocimiento de la zona y por falta de preparación, chocan contra el fondo de la piscina o las rocas. Un impacto que puede originar la hiperextensión del cuello y causar desde una lesión leve en la zona hasta una de carácter irreversible en la médula espinal.

Otras dolencias igual de frecuentes, pero sin consecuencias tan graves para el nadador son:

  • Lesión de hombro: conocida también como hombro de nadador, la suelen padecer aquellos deportistas que practican natación de competición o de forma regular. Se da cuando el hombro se somete a sobreesfuerzo.
  • Lesión cervical y de espalda: el giro constante de cabeza y la extensión de cuello puede causar molestias leves en la zona. Si no se tratan a tiempo, puede llegar a ser severos y cronificar en el tiempo.
  • Lesión de rodilla: apodada rodilla del nadador o del bracista, esta lesión suele darse en aquellos deportistas que practican braza y someten la parte interna de la rodilla a tensión.

rodillera teyder

¿Quieres disponer de más información sobre las lesiones en deportes de verano como la natación? En nuestro artículo “Las cuatro lesiones en natación más comunes”, las explicamos detalladamente.

El uso de ortesis deportivas ayuda a prevenir y tratar lesiones en deportes de verano

2. Surf

Otro deporte acuático que triunfa cuando llega el calor es el surf. Para practicarlo, además de una tabla, se necesita disponer de una buena preparación. Las olas, la corriente y el viento ponen a prueba tu equilibrio, pero también ponen en riesgo tu salud. Las caídas y movimientos bruscos son frecuentes en esta disciplina y, con ellas, los rasguños, contusiones y lesiones. ¿Quieres saber cuáles son las más frecuentes?

  • Lesión de rodilla: para mantenerse de pie encima de la tabla, los surfistas no solo deben permanecer con las piernas flexionadas sino también rotar las rodillas de forma rápida para evitar que las olas les hagan caer. Estos movimientos pueden causar desde pequeñas molestias hasta un esguince.
  • Lesión de hombro: aunque cualquier surfista es susceptible de sufrirla, lo cierto es que son los aficionados los que más riesgo tienen de padecer una lesión en el hombro. Para llegar a mar adentro, es necesario remar con los brazos y, la falta de experiencia, puede originar tendinitis en el hombro.

3. Vóley playa

Aunque el vóley playa, al igual que la natación o el surf, se puede practicar en cualquier época del año, es en verano cuando más deportistas profesionales y aficionados concentra. Y es que esta disciplina, además de ser muy intuitiva, no requiere de mayor inversión que una pelota. La mayoría de las playas de la costa española están dotadas de redes para practicarla y, debido a la imprudencia de algunos jugadores, de lesionados.

Las articulaciones que más se resienten con la práctica de esta disciplina son:

  • Hombros: ciertas jugadas, como el saque, requieren de movimientos rápidos que ponen en tensión esta articulación y la pueden dañar. También, ciertas caídas en la arena intentando alcanzar alguna pelota.
  • Tobillos: aunque caminar sobre arena de playa es muy gratificante y relajante, jugar sobre ella no previene de lesiones. Un mal movimiento puede hacernos perder estabilidad, caer sobre alguno de nuestros tobillos y dañarlo. De hecho, los esguinces y las fracturas de esta articulación son algunas de las lesiones en deportes de verano más habituales.

tobillera teyder

  • Rodillas: con el objetivo de reaccionar rápido y no perder ninguna pelota, los jugadores de vóley playa permanecen con las piernas flexionadas y realizan movimientos bruscos para llegar hasta ella. Estas jugadas pueden causar desde molestias en las rodillas hasta lesiones más graves como la tendinitis rotuliana.
  • Dedos: en deportes como el vóley, pegar a la pelota requiere de técnica. Hacerlo mal o de forma muy brusca puede ocasionar desde esguinces, luxaciones o fracturas en los dedos. Si los deportistas profesionales se exponen a este tipo de lesión, más aún los aficionados.

Calentar y estirar, dos indispensables si queremos evitar lesiones en deportes de verano

Cómo tratar las lesiones en deportes de verano

Lo primero que deberemos hacer es acudir a un médico especialista. Será él quien elabore un diagnóstico y quien, en función del tipo de lesión y su gravedad, nos indique si debemos permanecer en reposo, tomar medicación o hacer uso de una muñequera, codera, rodillera o inmovilizador de hombro.

En Teyder, disponemos de ortesis especialmente indicadas para prevenir y tratar lesiones de tobillo, rodilla, muñeca, codo, hombro o cuello.

 

En Teyder estamos especializados en ortesis deportivas. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 3 de julio de 2017 |

Las lesiones más comunes en natación aparecen en hombros, espalda y rodillas 

La natación es una gran aliada en la recuperación de lesiones. De hecho, muchos profesionales recomiendan este deporte para ayudar en la rehabilitación. Pero, aunque parezca una contradicción, la práctica de la natación competitiva también puede provocar algunas lesiones en los nadadores.

A continuación detallaremos cuáles son las lesiones más comunes de la natación, cómo podemos evitarlas y qué ortesis técnicas utilizar en caso de que aparezcan.

1. Hombro de nadador

El hombro del nadador aparece cuando los cuatro músculos del hombro están sometidos a un sobreesfuerzo y carecen del flujo sanguíneo necesario. Esta lesión es muy común debido al esfuerzo que requieren los brazos en los diferentes estilos de este deporte. Aún así, es con estilo libre y con croll donde aparece esta lesión con más frecuencia.

Ortesis para la lesión del hombro del nadador 

Desde Teyder recomendamos la hombrera Neothermik 543CD para la lesión del hombro del nadador. Alternando frío y calor durante tres veces al día y evitando que el hielo toque de manera directa a la piel conseguirás aliviar el dolor. Además de permanecer en reposo durante el período de tiempo que indique tu médico o especialista.

2. Cervicales y espalda

El giro constante de cabeza o la extensión del cuello para coger aire pueden causar dolores severos en las cervicales. Además, una mala técnica en los diferentes estilos puede ser uno de los principales motivos de la aparición de esta lesión.

Pero el dolor de cervicales no es el único que puede surgir durante la práctica de este deporte. El estilo mariposa -uno de los más exigentes en natación-, también puede traer consigo un dolor severo de espalda y una posible lesión en esta zona. Y es que si no tenemos suficiente fuerza en brazos y piernas, nos veremos obligados a hacer  un esfuerzo excesivo en la espalda para lograr levantar el torso del agua y poner, de esta forma, en riesgo su salud.

lesiones en natación

Ortesis para lesión en cervicales

En caso de que la lesión sea severa, y siempre que tu médico así lo indique, puedes utilizar un collarín que estabilice las cervicales durante el proceso de recuperación de la lesión. Además, deberás perfeccionar la técnica, mejorando la práctica de los estilos que realizas.  

3. Lesiones en las lumbares

Como las anteriores lesiones explicadas, las que aparecen en la zona lumbar se deben, principalmente, a una mala práctica de la natación.

Lo más recomendable es encontrar una postura horizontal relajada que evite el arqueo de las lumbares o zona baja de la espalda. Su sobreesfuerzo es lo que provoca esta lesión, así que evitar hacerlo ayudará a minimizar su aparición.

Las lesiones en rodillas por la natación aparecen principalmente por la práctica del estilo braza, de ahí que esta lesión se conozca como rodilla de bracista

4. Lesión en las rodillas

Esta lesión aparece principalmente durante la práctica del estilo de braza. Por eso no es de extrañar que esta lesión sea conocida también como rodilla del bracista o rodilla del nadador. Es en esta técnica donde aparece la lesión de rodilla del bracista debido a la presión a la que se somete el ligamento interno de la rodilla – o ligamento colateral medial-.

Ortesis para lesión de rodilla del bracista

Una de las apuestas de Teyder para garantizar la recuperación de una lesión como esta, es la rodillera ortopédica 534RD. Pero no será suficiente con esta ortesis. Consulta con tu médico, sigue sus indicaciones y, si es necesario, haz reposo durante unos días.

En Teyder somos distribuidores de ortesis técnicas deportivas diseñadas para facilitar la recuperación de lesiones de deportistas