SEO Factoria | 30 de abril de 2021 |

La autonomía y manejabilidad, claves en la elección de un scooter para personas mayores

La aparición de los scooters ha supuesto un antes y un después en la vida de las personas mayores o con movilidad reducida. También de sus familiares. Y es que, gracias a estas ayudas técnicas, los ciudadanos con limitaciones de movilidad pueden desplazarse de forma autónoma y segura por la ciudad sin precisar de cuidador o acompañante. Son rápidos, son fáciles de utilizar y cuentan con baterías que garantizan su autonomía.

Pero, ¿cómo elegir un scooter para personas mayores o con movilidad reducida? ¿Qué elementos valorar antes de decantarnos por un modelo u otro? Compartimos los más importantes:

1. Ruedas

El número y tamaño de ruedas determina tanto la estabilidad como el rango de giro del scooter para personas mayores o con movilidad reducida. Por eso, es necesario tenerlo en cuenta antes de decidirse por un vehículo u otro.

Si optamos por uno de tres ruedas, tendremos más movilidad en los giros. Si por el contrario, nos decantamos por uno de cuatro o cinco, ganaremos en estabilidad y seguridad.

Además, será necesario que las ruedas aporten solidez y firmeza en los desplazamientos. Por eso, deberán ser macizas y estar preparadas para circular por diferentes terrenos.

                                                           

2. Baterías

El tamaño de las baterías es fundamental a la hora decidirnos por una ayuda técnica u otra. De su capacidad dependerá la autonomía del scooter y, por tanto, la de su usuario. Si no necesitamos pasar muchas horas fuera de casa, podemos optar por una batería de 24V 6 AH. Si precisamos de mayor autonomía, será aconsejable decantarnos por una de 12V 75AH.

3. Asiento

El asiento del scooter es clave para la comodidad del usuario. De ahí, que debamos fijarnos tanto en el material con que ha sido fabricado como en su versatilidad. ¿Se puede adaptar su altura y posición? ¿Cuenta con reposabrazos ajustables? ¿Se puede girar para facilitar la entrada del conductor? ¿El tejido con qué está elaborado permite su lavado?

Son aspectos que deberemos tener en cuenta antes de decantarnos por un scooter para personas mayores o con movilidad reducida o por otro. Cuanto más versátil, mejor.

Los scooters para personas mayores son rápidos, fáciles de utilizar y cuentan con baterías que garantizan su autonomía

4. Timón y manillar

De la misma forma que es importante que el asiento se pueda regular en altura y posición, lo es que el timón y manillar pueda alargarse o reducirse en función de la altura de cada usuario. Aunque cada vez son más los scooters para personas mayores o con movilidad reducida que incluyen este tipo de funcionalidad, aún los hay con timón y manillar fijo. Si queremos ganar en comodidad, deberemos descartarlos y optar por otros regulables que se puedan adaptar a nuestras necesidades.

5. Control

Como su nombre indica, el control es el elemento desde el que se gestionan los diferentes mandos o acciones a los que tiene acceso el scooter para personas mayores o con movilidad reducida: encendido, marcha atrás, iluminación… De su buen diseño y funcionalidad, depende su buen manejo.

4. Dimensiones

Las dimensiones del scooter para personas mayores o con movilidad reducida marcarán su uso y posibilidades. ¿Te gusta viajar o, por el contrario, haces salidas ocasionales? ¿Buscas una ayuda técnica para interiores y exteriores o solo para exteriores?

  • Ligeros, plegables y transportables. Si eres activo, amante de los viajes y quieres un scooter versátil, deberás optar por un vehículo ligero, plegable, de fácil transporte y almacenaje como el Enzo, el New Yoga, Le Mans III o el New Momo de Teyder. Vehículos que, además de diferenciarse del resto por su diseño compacto y su manejo intuitivo, ofrecen gran maniobrabilidad tanto en interiores como exteriores y una autonomía que puede llegar desde los 13 Km/h hasta 25 Km/h (en el caso del New Yoga).

teyder scooter para personas mayores

  • Medianos, robustos y para todos los terrenos. Si viajas ocasionalmente y buscas un scooter para personas mayores o con movilidad reducida que te ofrezca comodidad y seguridad en tu día a día, puedes decantarte por un vehículo mediano, robusto y con ruedas macizas que te permitan discurrir por diferentes terrenos. Este es el caso del New Dakar de Teyder. Una ayuda técnica que te ofrecerá seguridad en tus desplazamientos y una autonomía de hasta 32 Km.
  • Grandes y para cualquier peso. Si buscas un scooter que se adapte a cualquier tipo de terreno y de peso, deberás optar por un vehículo robusto, de ruedas con suspensión independiente y asiento grande como el Dakar Dúo de Teyder. Pensado para una o dos personas, este scooter soporta hasta 225 Kg y tiene una autonomía de 50 Km.

En Teyder estamos especializados en scooters para personas mayores o con movilidad reducida. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te asesoraremos

SEO Factoria | 5 de agosto de 2020 |

El uso de ayudas técnicas facilita la alimentación de las personas con movilidad reducida

Una actividad tan cotidiana y necesaria como comer puede ser todo un reto para las personas con movilidad reducida. Y, más, para aquellas que tienen limitada la movilidad de uno o los dos miembros superiores del cuerpo. Utensilios como los vasos, platos o cubiertos, al igual que el mobiliario urbano y doméstico, están diseñados para los ciudadanos que no presentan ninguna limitación de movimiento. No así para las personas con diversidad funcional. Por eso es tan necesario recurrir a ayudas técnicas que faciliten la alimentación de las personas que tienen movilidad reducida.

Pero, ¿qué son exactamente las ayudas técnicas?

Son objetos o dispositivos que permiten a la persona con movilidad limitada desarrollarse de forma autónoma en un entorno que presenta dificultades. Dentro de un sector tan amplio como este, encontramos ayudas técnicas para comer, para cocinar, para moverse, para bañarse, para vestirse, para descansar o para asearse.

¿Qué tipo de ayudas técnicas para comer existen?

Como su nombre indica, este tipo de apoyos tienen como objetivo facilitar la alimentación de las personas que presentan movilidad limitada de uno o varios de los miembros superiores y garantizar, en la medida de lo posible, su autonomía.

1. Cubiertos

Las personas con debilidad en las manos o limitación de movilidad suelen tener problemas para sujetar y levantar los cubiertos con soltura. Para garantizar su independencia y comodidad, los tenedores, cucharas y cuchillos suelen estar fabricados en acero inoxidable o en PVC y estar recubiertos de material antideslizante que permite su sujeción.

El diseño de estas ayudas técnicas para comer variará en función de las necesidades de cada usuario:

  • Angulados: de diseño curvo y con puño blando, están pensados para las personas que presentan debilidad o dolor en las manos.
  • Blandos: elaborados en PVP blando para evitar que los usuarios con problemas de masticación se dañen al morder.
  • Ultraligeros: para los usuarios que no tienen fuerza en los brazos.
  • Multifunción: para los que únicamente disponen de una mano. Se trata de cubiertos que combinan dos o varias funciones en una. Por ejemplo, permiten pinchar y cortar los alimentos.
  • Con manopla: especialmente pensados para los usuarios con debilidad en las manos y dedos. Disponen de una cinta que los sujeta a la mano y evitan que se desprendan de ella.

 

2. Vasos y tazas

Beber es otra de las acciones cotidianas que puede presentar dificultad en caso de sufrir movilidad reducida en los miembros superiores. Para facilitar esta tarea, existen vasos y tazas adaptados a cada situación y usuario:

  • Con dos asas: al disponer de dos asas y de una cánula de sujeción, las personas pueden asirlo sin miedo a que se derrame líquido o se caiga el vaso.
  • Con cánula de sujeción larga: estos vasos y tazas están especialmente diseñados para las personas que sufren temblores o párkinson.
  • Recortados: se trata de vasos de borde recortado que permiten al usuario introducir la nariz, evitando que este deba inclinar la cabeza hacia atrás. Está especialmente diseñado para las personas con muy poca movilidad.

Las ayudas técnicas ayudan a la persona con movilidad limitada desarrollarse de forma autónoma

3. Platos

Las ayudas técnicas para comer no se limitan a los vasos y cubiertos. También, a otros utensilios como los platos. En base a las características de cada usuario, encontraremos los siguientes tipos de platos.

  • Con base antideslizante: con fondo antideslizante para anclarlo a la mesa y garantizar la comodidad de las personas.
  • Con fondo en pendiente: cuentan con la base inclinada para ayudar a aquellas personas que solo pueden usar una sola mano.
  • Con borde elevado: dispone de un borde más alto para que los usuarios puedan empujar los alimentos contra la espalda del plato y recogerlos con mayor facilidad. Además, cuentan con un borde más pequeño para que puedan introducir los cubiertos.
  • Giratorio: de base giratoria, este tipo de platos están diseñados para que las personas puedan alcanzar cualquier alimento de la superficie.

4. Mangos y engrosadores

Estos dispositivos están diseñados para acoplarse a los cubiertos y utensilios de cocina y permitir que las personas con movilidad reducida los puedan utilizar.

Como se explica en el estudio “Ayudas técnicas para facilitar la alimentación de las personas discapacitadas”, su diseño y material se verá condicionado por las necesidades de cada usuario. 

  • De espuma: estas ayudas técnicas para comer están fabricadas en espuma y se acoplan con facilidad a cualquier tipo de cubierto.
  • De silicona: elaborados en silicona, estas ayudas técnicas están diseñadas para mejorar el agarre del usuario y aliviar la presión sobre las articulaciones. Los engrosadores antideslizantes 1775CM de Teyder cumplen al 100% está función.

teyder tapas de silicona

  • Contorneado: se trata de mangos ligeramente ovalados y con la forma de los dedos para facilitar su sujeción.
  • Champiñón: recibe este nombre por su peculiar diseño, similar a un champiñón. Está diseñado para que quepa en la palma de la mano y las personas que tengan debilidad o dolor en los dedos lo puedan asir con facilidad.
  • Moldeable: elaborado en un material moldeable, este mango se puede personalizar y adaptar a cada usuario.

5. Tapas

Al igual que los mangos y engrosadores, las tapas tienen como principal función adaptarse a los vasos, tazas, tarros o latas estándar y evitar que el contenido de su interior se derrame. En Teyder disponemos de las tapas 1774 CM. Diseñados en silicona antimicrobiana y con un ojal sellado para introducir la pajita, son ideales para la prevención de derrames en personas con un agarre inestable o temblores.

En Teyder estamos especializados en ayudas técnicas para facilitar la alimentación de personas con movilidad reducida. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 9 de abril de 2020 |

Limpiar la silla de ruedas es clave en época de Coronavirus

Lavarse las manos al llegar a casa, taparnos la boca al estornudar o toser… Son hábitos que siempre han formado parte de nuestro día a día. Sin embargo, no ha sido hasta la aparición del Coronavirus Covid-19, que han adquirido verdadera importancia.

Y es que, como hemos podido comprobar estas semanas, nuestra salud depende de ellos. Los virus y bacterias se trasmiten por el aire y pueden vivir de uno a cuatro días en materiales como el cartón, el acero inoxidable o el plástico. De ahí que sea tan necesario mantener unas buenas rutinas de higiene personales y trasladarlas a otros ámbitos de nuestra vida. Ahora más que nunca, debemos airear y desinfectar nuestra casa, mantener a punto el coche y, claro está, limpiar la silla de ruedas de forma regular. Hacerlo no solo nos ayudará a evitar contagios, sino también a ser foco de infecciones.

Pero, ¿cómo limpiar una silla de ruedas

Limpiar una silla de ruedas no es más complicado que limpiar un sofá o un cochecito de bebé. Tan solo, deberemos saber qué zonas son susceptibles de acumular más gérmenes y suciedad y tomar ciertas precauciones antes de hacerlo.

Por ejemplo, es recomendable utilizar guantes para limpiar una silla de ruedas. No podemos olvidar que, más allá del Coronavirus Covid-19, los neumáticos están en contacto con el suelo y acumulan toda clase de bacterias. También es necesario leer las recomendaciones de cada fabricante acerca del modo de limpieza de cada vehículo. Así evitaremos dañar la silla de ruedas con productos inadecuados.

  • Asiento y respaldo: las personas que van en silla de ruedas suelen pasarse en este vehículo gran parte del día, acumulando estas zonas suciedad y malos olores. Si tenemos la posibilidad, será recomendable extraerlos de la silla de ruedas y lavarlos en lavadora. En caso de que el fabricante no lo recomiende, deberemos desinfectarlos con ayuda de un paño y solución antibacteriana.
  • Reposabrazos: el roce y el sudor pueden ensuciar el reposabrazos y, peor aún, convertirlo en un foco de gérmenes. Limpiar esta parte de la silla de ruedas es clave. Para hacerlo, podremos utilizar una solución elaborada con agua y lejía.
  • Ruedas: como hemos comentado anteriormente, los neumáticos están en contacto con el suelo y acumulan gérmenes y suciedad. Por eso, para desinfectarlos, será necesario utilizar la misma solución que con el reposabrazos.
  • Puños de empuje: los puños, al igual que las ruedas, son uno de los focos de infección más importantes de una silla de ruedas. Por eso, será necesario limpiarlo con una solución a base de lejía y agua y, si nos encontramos en la calle, con un gel antibacterias.
  • Yostik y aros de propulsión: si vamos a limpiar una silla de ruedas, no podemos olvidarnos de desinfectar yostik y aros de propulsión con solución antibacteriana. Los usuarios de sillas de ruedas están en continuo contacto con ellos y concentran gran parte de los gérmenes.

En Teyder estamos especializados en sillas de ruedas manuales y eléctricas. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 12 de agosto de 2019 |

Vigo ocupa el quinto lugar del ranking de ciudades accesibles

Para hacer un viaje no hace falta que sea verano. Lo único que es necesario es disponer de unos días libres y de un destino que descubrir. Sin embargo, aunque cada vez son más las ciudades accesibles, aún son bastantes las que no cuentan con propuestas e infraestructuras aptas para este sector de la población. De ahí que, cada año, la Comisión Europea y el Foro Europeo de la Discapacidad convoquen los premios Ciudad Accesible. Un galardón que nace con el objetivo de destruir barreras y premiar la labor que desempeñan aquellas urbes que trabajan día a día por una sociedad inclusiva.

Y de ahí, también, que en Teyder hayamos querido recogerlas en un artículo para que puedas planificar tus vacaciones estivales o tus escapadas de fin de semana.

¿Quieres saber cuáles son las Ciudades Accesibles del 2019?

1. Breda (Países Bajos)

La localidad holandesa de Breda se ha alzado con el premio Ciudad Accesible 2019. Razones no le faltan. Esta urbe de aproximadamente 175.000 habitantes, además de destacar por su riqueza arquitectónica y cultural, lo hace por su accesibilidad. Y es que tanto las instituciones como el transporte público están adaptados a las personas con movilidad reducida o con algún tipo de diversidad funcional.

También, gran parte de los establecimientos comerciales y de hostelería de esta ciudad medieval. Visitar el Castillo de Bouvigne, el Museo Municipal, el Beaterio de Breda o disfrutar de platos típicos como los arenques o los mejillones en alguno de sus muchos restaurantes es una realidad para los usuarios con silla de ruedas.

Breda

Los galardones Ciudades Accesibles premian a las localidades que trabajan por una sociedad inclusiva

2.Évreux (Francia)

En la región de Normandía, se encuentra Évreux: otra de las urbes que ha conseguido colarse en la lista Top 5 Ciudades Accesibles de Europa y que lo ha hecho con nota. Un dato sorprendente si tenemos en cuenta que, a pesar de sus grandes logros en materia de accesibilidad, no son tantos los años que lleva apostando por una ciudad inclusiva y libre de barreras. Y es que fue en 2014 cuando cambió su normativa urbanística e inició una transformación que abriría el casco antiguo, la zona residencial y el área comercial de esta localidad a las personas con diversidad funcional.

Si decides escaparte a esta villa galoromana de poco más de 50.000 habitantes, no dejes de visitar la Catedral Notre-Dame. Es junto al Museo de Arte, Historia y Arqueología, la iglesia de Saint-Taurin y las ruinas de Gisacum una de las paradas obligatorias de la que es segunda ciudad más accesible de Europa.

3. Gydinia (Polonia)

En el tercer puesto del Top 5 Ciudades Accesibles de Europa se encuentra Gydinia, una localidad polaca de 240.000 habitantes que, desde hace años, trabaja por convertir sus más de 135 km2 de superficie en accesibles para las personas con diversidad funcional.

El transporte público, los museos, los teatros o los edificios de interés cultural están adaptados a los ciudadanos con limitaciones en su movilidad y muchos de los estacionamientos del casco antiguo cuentan con plazas reservadas para los usuarios en silla de ruedas. Además, prácticamente todas las señalizaciones de esta localidad están escritas en braille para que las personas con visibilidad reducida puedan ubicarse en la ciudad..

Si estás pensando en pasar tus vacaciones en la que es una de las tres ciudades portuarias más grandes de Polonia, te recomendamos realizar la Ruta por el Modernismo, un recorrido por los edificios, galerías y exposiciones modernistas de esta localidad. También, visitar sus playas o su museo marítimo.

Gydini

Las ciudades accesibles abren el casco antiguo y sus edificios de interés a las personas con movilidad reducida

4. Kaposvár (Hungría)

En 2010, el casco antiguo de Kaposvár fue declarado zona totalmente accesible para las personas con algún tipo de diversidad funcional. Hoy, nueve años después y gracias a la mención especial de la Comisión Europea y el Foro Europeo de la Discapacidad, lo hace el resto de esta localidad.

Después de 25 años trabajando por convertirse en ciudad accesible, esta urbe de más de 64.000 habitantes puede enorgullecerse de haber adaptado su transporte público a las personas con movilidad y visión reducida gracias a la incorporación de rampas y sistemas de información acústica. También, de haber introducido pantallas táctiles y en braille en gran parte de sus edificios públicos.

¿Te apetece conocerla? Entonces no puedes dejar de visitar, entre otros lugares emblemáticos, la Cámara Municipal de Kaposvár, Museo de Rippl-Rónai, Teatro Csiky Gergely o las ruinas del Monasterio Benedictino de Kaposszentjakab.

5. Vigo (España)

Dentro del ranking de urbes europeas más inclusivas, también hay espacio para una española: Vigo. La instalación de rampas, escaleras mecánicas y ascensores en diferentes puntos de la localidad o la peatonalización de varias áreas urbanas son algunas de las acciones que convierten a esta villa montañosa en una de las ciudades accesibles más destacadas del antiguo continente este 2019. 

Pero no las únicas. Además de trabajar para eliminar las trabas de movilidad en la vía pública, en Vigo lo han hecho para adaptar el sistema de transporte urbano y aeronáutico a las personas con diversidad funcional. ¿El resultado? Autobuses, aerolíneas y aeropuerto más accesibles y preparados para dar servicio a locales y turistas sin importar sus condiciones físicas.

De igual forma, pueden acceder al Bono Taxi: una aportación económica que tiene como objetivo facilitar el desplazamiento de las personas con limitaciones de movimiento graves.

En Teyder estamos especializados en ayudas técnicas para personas con diversidad funcional. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 7 de febrero de 2019 |

Las personas mayores o con movilidad reducida requieren medidas de seguridad en el baño

Aunque cualquier individuo es susceptible de caerse mientras se ducha o se viste, lo cierto es que las personas mayores o con movilidad reducida suelen ser las que más riesgo corren de sufrir estos percances. Según el Informe Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio (DADO) del Ministerio de Sanidad, el 58% de los accidentes tienen lugar en el hogar y el 5% se dan en este espacio de la casa. De ahí que sea tan importante tomar cartas en el asunto y garantizar la seguridad en el baño y la higiene personal de las personas de la tercera edad y, claro está, de aquellas que tienen movilidad reducida o carecen de autonomía.

Para hacerlo no será necesario hacer una gran inversión, pero sí incluir una serie de medidas que aporten la seguridad en el baño que estos colectivos necesitan. Os indicamos las principales.

Mejor ducha que bañera

Con la edad, perdemos flexibilidad y movilidad en ciertas partes del cuerpo. Acciones tan habituales como levantar la pierna para entrar en la bañera, además de un esfuerzo para los mayores, pueden suponer un riesgo. Por eso, si no queremos que no acaben en el suelo, deberemos apostar por platos de ducha o sumideros.

Estas superficies no sólo ofrecen una mayor estabilidad a las personas de la tercera edad o con movilidad reducida, sino que también son compatibles con sillas de ducha especialmente pensadas para aportar una mayor seguridad en el baño.

58% de los accidentes tienen lugar en el hogar y el 5% se dan en el baño

Barras de baño auxiliares o asideras

En superficies húmedas como las del baño, el riesgo a perder el equilibrio y resbalarse se acrecienta. La mejor forma de evitarlo es colocando barras de baño o asideras a la altura de la persona mayor o con movilidad reducida. De esta forma, puede sujetarse al agarradero tanto para entrar y salir de la ducha o a la bañera como para sentarse y levantarse del inodoro y hacerlo sin miedo a caerse en el intento.

En Teyder disponemos de las barras Niágara 1540BN y 1541BN y del asa de bañera Niágara 1542BN. En color blanco, son una ayuda extra para la hora del baño.

Superficies antideslizantes

Además de colocar asideros, no viene mal cubrir tanto el plato de ducha o bañera como el suelo del baño con un material o superficie antideslizante. Así minimizaremos el riesgo de caída de las personas mayores o con movilidad reducida y facilitaremos el traslado de sillas de ruedas, en caso de precisarlas.

Barras de baño auxiliares o asideras

Hay personas que, por poca movilidad o falta de autonomía, no se pueden mantener erguidas o que lo hacen con cierta dificultad y por periodos breves de tiempo. Para garantizar su comodidad y seguridad en el baño, es necesario recurrir a sillas de ducha o banquetas de baño.

Como su nombre indica, se trata de asientos especialmente diseñados para su uso en duchas y bañeras y cuyas funcionalidades y características variarán en función de las necesidades y autonomía de cada uno de sus usuarios.

En Teyder disponemos de diferentes opciones:

  • Sillas con orinal Nautic 1513BN y Aquatic 1511BN: Estas sillas son ideales para aquellas personas que sufren de incontinencia, desorientación nocturna o movilidad reducida y que precisan de una solución como ésta para evitar caídas durante el trayecto al baño.
  • Silla de ducha con ruedas Victoria Roller 1512BN: El objetivo de esta silla es facilitar la entrada y salida de la ducha de personas con movilidad reducida. Por sus dimensiones reducidas y su fácil plegado y transporte, es perfecta para baños estrechos y para llevarla de viaje.
  • Sillas de ducha con ruedas Nilo 1500SB y 1505B: Con cubeta integrada para poder ser utilizada también como inodoro, estas sillas tienen como objetivo facilitar la higiene diaria de las personas con movilidad reducida.
  • Sillas de ducha con ruedas Lena 1515BN: Una de las más completas. Permite ser utilizada como inodoro, como silla de tránsito para traslados cortos en interior gracias a su asiento acolchado y como elevador de WC. Además, la altura de la parte trasera permite introducirlo encima del inodoro sin necesidad de realizar transferencias silla – baño.
  • Sillas y banquetas de baño Niágara 1520BN, 1521BN, 1522BN y 1523BN: Son el apoyo ideal para aquellas personas autónomas pero con dificultades de movilidad o para aquellas que, como las personas que sufren fatiga crónica, no pueden realizar sus actividades de higiene diarias de forma segura. Cuentan con conteras tipo ventosa para evitar deslizamientos indeseados y pueden regular su altura para facilitar acciones como levantarse y sentarse en ellas.
  • Asiento giratorio de bañera Miami 1524BN y 1527BN: Es una de las mejores opciones para dar solución dificultades de entrada y salida en la bañera sin pasar por obras. Se trata de un asiento que se ubica a altura de la bañera y sobre el que la persona con movilidad reducida se sienta. Mediante un giro, entra de la parte exterior de la bañera a la interior y lo hace sin riesgo a caerse.

 

Las personas mayores y con movilidad reducida, las más proclives a accidentarse en el baño

Alzas de WC

Aunque muchos de los accidentes que se producen en el baño tienen lugar en el momento de la ducha, ésta no es la única actividad que supone un peligro para las personas mayores o con dificultades de movilidad. Sentarse en la taza del inodoro puede ser todo un reto para este colectivo y, más, si sufren enfermedades articulares de rodilla o cadera o acaban de ser operados en alguna de estas zonas.

De ahí que disponer de alzas de WC sea básico si lo que queremos es garantizar seguridad en el baño de los mayores y las personas con dificultades de movilidad.

En Teyder contamos con la 130BN, la 1531BN y la 1532BN. Tres alzas que tienen como objetivo añadir altura a la taza del inodoro, aumentando el ángulo de la rodilla y de la articulación y disminuyendo el esfuerzo de las articulaciones al sentarse y levantarse.

teyder alzador para baño

En Teyder estamos especializados en ayudas técnicas para garantizar la seguridad en el baño. ¿Necesitas que te aconsejemos? Contacta con nosotros y te ayudaremos

 

SEO Factoria | 19 de diciembre de 2018 |

El uso de un lenguaje inclusivo, clave para normalizar la diversidad funcional

Discapacitado, minusválido, inválido, deficiente… Son muchos los términos que se han utilizado para referirse a las personas con diversidad funcional. Palabras que, además de negativas y discriminatorias, están alejadas de la realidad. Y es que los ciudadanos con diversidad funcional no son ni menos válidos ni menos capaces ni menos eficientes o eficaces que el resto. Simplemente disponen de capacidades diferentes -y, por tanto, de recursos distintos- para enfrentarse al día a día.

De ahí que sea tan importante cambiar la forma en que nos referimos a las personas que sufren algún tipo de diversidad funcional y utilizar un lenguaje que, en vez de separar y discriminar, integre. De la misma forma que lo hacemos para referirnos a otros colectivos que, por su condición sexual o cultural, son estigmatizados y sufren rechazo.

Desde asociaciones como Foro de Vida Independiente, entre otras muchas, llevan años trabajando en ello. Lo hacen impulsando medidas y experiencias que promuevan la accesibilidad, integración y autonomía de las personas con diversidad funcional. También, sensibilizando y educando en valores al común de los ciudadanos. Y, por supuesto, favoreciendo el uso de una terminología que ayude a romper barreras mentales.

Porque, aunque parezca que las palabras son inofensivas, lo cierto es que pueden ser tan peligrosas -o más- que un escalón para una persona con movilidad reducida. El conocimiento y la conciencia social se construyen a través del lenguaje. Utilizar términos como diversidad funcional no sólo es menos estigmatizante que el de discapacidad o minusvalía; también, entiende la diferencia como un plus y no como una carencia.

En Teyder trabajamos para romper estigmas y mejorar el día a día de las personas con diversidad funcional. ¿Necesitas que te aconsejemos sobre nuestros productos? Contacta con nosotros y te ayudaremos