13 de noviembre de 2022 |

¿Cuándo se opera el túnel carpiano?

El túnel carpiano es un canal que une y protege los dedos con los tendones flexores del antebrazo y por el que pasa el nervio mediano. Es una parte esencial de la mano ya que permite el movimiento de los dedos. El síndrome es común en personas que dan mucho uso a la muñeca, pero, ¿cuándo se opera el túnel carpiano?

También te puede interesar: Artrosis de pulgar: una patología cada vez más frecuente

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Dado al pequeño espacio del que disponen tanto los tendones como el nervio mediano, una reducción de este espacio, por el motivo que sea, provoca una compresión del nervio encargado de sensibilizar y transmitir movimiento a ciertas partes de la mano, que deriva en una serie de incomodidades y dolores en ésta y el antebrazo.

Síntomas

  • Hormigueo: uno de los principales indicativos de que se padece de este síndrome es una sensación de cosquilleo o descarga eléctrica en los dedos (el nervio no va al meñique) que suele aparecer mientras se sostiene un objeto o despertar al paciente durante el sueño.
  • Debilidad: se pueden llegar a producir fallos en el agarre ya que el nervio también controla el pulgar, por tanto es posible que al encontrarse muy comprimido no se logre controlar la extremidad con facilidad.
  • Espasmos: pueden llegar a producirse ligeros espasmos en los dedos.
  • Dolor o cosquilleo: éste puede ir desde el túnel hasta el hombro.
  • Torpeza: tareas que requieren precisión, como por ejemplo abrocharse los botones de una camisa, pueden verse dificultados por la pérdida de la propiocepción (percepción de donde está ubicada en el espacio la extremidad).

¿Qué hago si creo que padezco el síndrome del túnel carpiano?

En caso de persistir estos síntomas, lo más recomendable es que acudas a tu centro médico, ahí deberás explicar tu caso al médico. Una vez tengas conocimiento, procederá a realizar una exploración de la sensibilidad y capacidad de agarre de la mano, así como simular situaciones que puedan hacer aparecer la sintomatología.

Una vez diagnosticado, se deberá verificar éste y valorar el grado de afectación del nervio, generalmente se realiza un estudio neurofisiológico mediante un electromiograma y un estudio de conducción nerviosa.

Causas

La enfermedad es normalmente causada por una serie de factores combinados, las mujeres y personas adultas son más propensas a padecerla. A continuación algunos de los factores de riesgo que pueden conllevar la afección:

  • Genética: es un factor importante, ya que algunas personas pueden tener un túnel más estrecho y eso facilita las complicaciones. Esta característica puede heredarse.
  • Uso repetitivo: al repetir a menudo y durante periodos de tiempo prolongados unos mismos movimientos con la mano, puedes inflamar los tendones provocando un aumento de la presión que ejercen sobre el nervio.
  • Posición de mano y muñeca: al igual que el factor anterior, la flexión o extensión extrema de la muñeca durante periodos de tiempo largos también puede aumentar la presión.
  • Embarazo: los cambios hormonales también pueden inflamar los tendones.
  • Enfermedades: diabetes, artritis reumatoide y desequilibrio de la tiroides son patologías relacionadas con ésta en concreto.
  • Medicación: hay estudios que relacionan directamente este síndrome con el tratamiento del cáncer de mama con anastrozol.

Prevención

Aunque ningún estudio ha concluido medidas preventivas, las listadas a continuación favorecen la minimización de la tensión en las muñecas:

  • Reduce la fuerza y relaja el agarre empleados en tus tareas que impliquen las extremidades superiores.
  • Descansa durante periodos cortos con frecuencia.
  • Evita tomar posturas incorrectas con las muñecas.
  • Evita sentarte con posturas incorrectas.
  • Utiliza accesorios como teclados y ratones que no fuercen las muñecas.
  • Mantén una temperatura adecuada en tus manos.

Tratamiento

Ésta patología se puede tratar con o sin intervención quirúrgica:

  • Tratamiento conservador: se suele recurrir a este tratamiento en los casos leves, basta con antiinflamatorios y reposo de la mano con una férula dorsal nocturna en extensión que agarra del antebrazo a la mano.
  • Cirugía: en el caso de la intervención, se abre la muñeca en canal, y se libera el nervio mediano tras seccionar el ligamento anular del carpo.

En Teyder disponemos de ortesis especialmente diseñadas para garantizar la recuperación de este tipo de lesión. Este es el caso de la muñequera 205MN – 206MN, la 286MN, la 515MN – 516MN o la 730MN – 731MN.

Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?