admin-factoria | 12 de November de 2021 |

How to avoid bad habits and bad postures in the office? Posture correctors and ergonomics tips

Actualmente saber cómo evitar malos hábitos y malas posturas en la oficina es mucho más sencillo gracias a toda la información disponible en línea. Empresas como nosotros dedicados a la venta de equipos ortopédicos para corregir la mala postura o los problemas en las extremidades lesionadas por este mismo problema, nos dedicamos a enseñar la forma correcta de sentarse al trabajar.

Es preciso destacar que la mala postura en el trabajo es uno de los principales motivos por los que aparecen las desviaciones en la columna, los dolores de espalda, cuello y caderas. Con el tiempo estos dolores pueden volverse más intensos desencadenando problemas de salud.

Pero, ¿Cómo evitar malos hábitos y malas posturas en la oficina?

Ante todo lo primero que debes considerar es aceptar que tienes una mala postura y que debes cambiarla. Basándote en esto comenzarás a estar más atento a tus malos hábitos para poder corregirlos. Algunas maneras para lograr esto son las siguientes.

persona en oficina con mala postura

Mantén siempre apoyados firmemente tus pies al suelo

Para conseguir esto debes tener una silla ergonómica y adaptada a tu tamaño, esta es la única manera de asegurarte que vas a poder sentarte correctamente. Generalmente, las sillas de oficina tienen una palanca para poder regular la altura. Por lo tanto debes asegurarte de regularla correctamente.

Cada media hora levántate y muévete

Ahora bien, mantener una misma posición por largas horas provoca que tus músculos se tensen, esto puede provocar que aparezcan los temibles calambres y dolencias en diferentes partes del cuerpo.

La mejor manera para evitar esto es levantarte cada media hora o máximo una hora y estirar las piernas, los brazos y la espalda. Por ejemplo, si trabajas en una oficina puedes levantarte y caminar al menos durante 5 minutos dentro, o aprovechar e ir por un café.

Adapta tu mesa de trabajo a tus características

En palabras simples la mesa que utilices no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja. Lo recomendable es que tus manos puedan reposar fácilmente sobre ella si trabajas en un ordenador.

Evita las inclinaciones hacia adelante

Un mal hábito común mayormente en las personas que trabajan frente a un ordenador. Debes evitar siempre inclinar tu espalda y cuello hacia adelante mientras trabajas, lo mejor es que todos los dispositivos o documentos que necesites ver estén a la altura de tu pecho.

Debe destacarse que este tipo de inclinaciones regulares puede provocar lesiones en la espalda, los hombros y el cuello. Por lo que puedes sufrir de recurrentes dolores de cabeza, cuello, espalda, cintura y hombros.

Ten una buena iluminación en tu lugar de trabajo

Para esto lo mejor es trabajar cerca de una ventana donde puedas disfrutar de la luz natural, esto evitará que debas forzar demasiado la vista para ver lo que haces o que tengas que inclinarte hacia adelante para poder leer mejor.

Por otro lado, si no tienes la opción de tener luz natural opta siempre por comprar lámparas con luz blanca. Esto se debe a que son más agradables a la vista y simulan mucho mejor la luz natural.

Correctores posturales ¿Cuál es el tipo correcto para ti?

Ahora bien si ya conoces el mal hábito que tienes al trabajar, pero no consigues mejorarlo una buena opción es que compres un corrector de postura. Estos suelen venir en diferentes tipos para ajustarse a cada necesidad, a continuación te mencionamos algunos y en qué caso son eficientes para que puedas elegir el mejor para ti.

Corrector de espalda completa

Como su propio nombre lo indican estos correctores cubren casi toda la espalda, pues van desde el cuello hasta cintura. Para ajustarlos incluyen unas bandas elásticas para que puedas adaptarlo a tus necesidades.

El trabajo de estos correctos es favorecer la retropulsión de hombros mediante un sistema de cinchas, evitando que puedas encorvar la espada y manteniéndote en la posición correcta.

Te recomendamos nuestro modelo de espaldera transpirable para estos casos:

721CH_-_38808.jpg

Camiseta correctora

En otro lugar, están las camisetas que incluyen un sistema de elásticos que tienen como función mantenerte siempre en la posición correcta. En Teyder, estamos desarrollando algunos modelos de este tipo de corrector, ¡Mantente atento a nuestra sección de novedades para no perderte el lanzamiento!

Aprende a elegir correctamente tu corrector postural

Una vez que tienes en cuenta los tipos de correctores disponibles actualmente, es momento de que conozcas como comprar uno que se adapte correctamente a tus necesidades.

Compra el tamaño correcto

Principalmente debes asegurarte de encontrar la talla indicada para ti, en caso de tener confusiones con esto lo mejor es que busques uno de tamaño universal. Es decir, uno que puedas ajustar a tus necesidades fácilmente.

Evalúa su ergonomía

A pesar de que todos tienen la misión de mejorar la postura, debes probar con cuál te sientes más cómodo. Recuerda que la misión es arreglar tus malos hábitos al trabajar, más no impedir tu movimiento.

Un diseño ajustado a ti

Mayormente, en el caso de las mujeres, no es agradable que este tipo de correctores se marquen o vean a través de su vestimenta. Por lo tanto, lo ideal en estos casos es que busques uno con cortes invisibles o camisetas correctoras.

Conoce los diferentes precios

Por lo general estos equipos ortopédicos tienen diferentes precios. Sin embargo, esto depende totalmente del material de elaboración y la calidad del producto, por lo tanto debes evaluar tu presupuesto y conocer el tipo de corrector que necesitas.

No obstante, aléjate de las “ofertas” en este tipo de productos. Recuerda que son equipos para mejorar tu salud por lo tanto debes estar seguro de que tiene todos los materiales indicados para ello. Por lo tanto lo mejor es que lo compres directamente en una tienda ortopédica.